Constanza Palma, Natalia Salvador, Mariana Lagos y Sofía Filipek, son los nombres de las Diablas que parten al viejo continente a desarrollar su carrera hockística en las mejores ligas del mundo, y que de paso, se suman a Manuela Urroz.

La legión chilena en Europa sigue creciendo. Hace unos meses, Daniel Beroggi, jugador de Los Diablos Jr, partía rumbo a Amsterdam, Holanda, para seguir creciendo como hockista. Hoy es el turno de cuatro de nuestras Diablas: Constanza Palma que parte a Bélgica, Natalia Salvador hará lo propio rumbo a España, y tanto Mariana Lagos como Sofía Filipek dirán presente en Alemania, donde compartirán club.

La revancha de Coni Palma en Bélgica.

Coni Palma junto a su nuevo equipo, el Herakles de la División de Honor de Bélgica

Esta aventura europea no es nueva para “Coni”. Tras pasos por Alemania y Bélgica, la mediocampista de Las Diablas vuelve a enrolarse en las filas de un equipo que pertenece a la primera categoría belga, donde cree, será un desafío diferente a los anteriores “Es un desafío distinto. Un equipo que se está armando porque volvieron jugadoras que antes jugaba, hay un par de la selección(…) quiero ganar confianza también, quiero ver qué cosas le puedo agregar a mi juego que al final le sume a la selección también”.

Si bien la ida al Herakles, club donde jugará esta temporada, tiene tintes de revancha, la “16” de Las Diablas, está convencida de que su paso a una liga de mayor competencia beneficiará directamente su aporte a la selección “Sin duda me va a ayudar a crecer como jugadora y eso al final me lleva a ayudar en los objetivos con Las Diablas. Voy a tratar de crecer lo más posible y voy a intentar aprovechar cada minuto al entrenar. Lo bueno es que es una liga de alto nivel”.

El arco del Junior espera por su Salvador(a)

Otra jugadora que ya viajó a Europa, es Natalia Salvador. La portera de Las Diablas, que hasta hace unas semanas jugaba en Universidad Católica, emprendió rumbo a Catalunya, donde vestirá la casaquilla del Junior FC de la División de Honor española. Ahí también jugaron Carolina García (actual asistente técnico de Las Diablas) y Fernanda Flores. Además, el entrenador de Los Diablos, Jorge Dabanch, estuvo en dicho club e hizo la recomendación para que ficharan a la arquera chilena. “Caro y Feñi me ayudaron a ponerme en contacto con este club que sabíamos que necesitaba arquera, entonces así nació la oportunidad(…)me hablaron muy bien del club. Tengo muy buenas expectativas, me dicen que la gente es muy amable, eso sí las jugadoras son muy intensas a la hora de jugar y muy competitivas y rudas, pero muy buenas personas. La recomendación fue disfrutar y aprovechar esta oportunidad”.

En cuanto a sus expectativas personales para con su carrera y con Las Diablas, “Nati” asegura que buscará crecer lo más posible en esta experiencia afuera “Sentía que me estaba faltando un poco más de roce, más contacto con la pelota. Es un mayor desafío(…)Me va a ayudar. El hecho de tener un mayor roce, te hace ir teniendo nuevas experiencias y para los arqueros es muy importante eso. Esto va a ser en un equipo nuevo así que va a ser más desafiante aún, entonces sin duda parte de mis objetivos es crecer para aportar a Las Diablas y para llegar lo más lejos juntas”.

Compartiendo camarín en Alemania

Mariana Lagos y Sofía Filipek no se dejarán de ver. Ambas jugadoras fueron fichadas por el Damen Zehlendorfer Wespen, de la primera categoría de ese país. Las dos Diablas, tendrán por delante el gran desafío de ganarse un puesto, y seguir mejorando en todo aspecto.

“Es mi primera experiencia jugando en otra liga que no sea la chilena, así que estoy muy emocionada de que pueda jugar en una de las mejores ligas del mundo” comienza diciendo Filipek, que estará en el cuadro germano por una temporada.

El caso de “Memé” Lagos es distinto. Con una experiencia previa en el extranjero -Australia en 2018- toma este desafío como una gran oportunidad también “Quiero desarrollarme como jugadora, crecer, entrenar detalles, poder aprender de la técnica fina que tienen las alemanas y de su estilo de juego, poder sumarle a mi juego un poquito más de fineza y pulirme más como jugadora” dice con certeza la volante de Las Diablas.

Respecto del aporte que puede significar su salida al extranjero para Las Diablas, ambas coinciden “te sirve mucho estar en un equipo donde tienes que adaptarte, donde tienes que mostrar lo que eres, pero sin dejar de lado lo que ellas son como equipo. Tú tienes que adaptarte, pero a la vez imponerte, y eso es un desafío no menor y te ayuda a agarrar más confianza. Así que obviamente me ayuda con Las Diablas, y ese es mi principal objetivo, mejorar como jugadora para poder ponerlo al servicio de mi equipo.” Señala “Memé”.

Por su parte, la ex COGS, cree que es importante tener este tipo de oportunidades, sobre todo para la selección “creo que a Las Diablas les hace muy bien que más jugadoras jueguen afuera porque al final es un roce muy distinto al que tenemos acá. Estoy muy contenta por eso, espero que sea una buena experiencia y poder traspasar mis conocimientos al equipo” cerró.

Leer Más