No fue fácil, pero se sacó adelante. Con esa frase podríamos definir el partido entre Chile y México, correspondiente a los cuartos de final del torneo de hockey de los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

Si hay algo que define muy bien a Chile es que no es un equipo confiado y nunca subestima al rival. Hoy fue muestra de ello de principio a fin, pues nuestros varones jugaron quizás el partido más complicado que han tenido que enfrentar desde la fase de grupos vs Argentina.

Los cuatro cuartos fueron intensos. México post entretiempo se caracterizó por mostrarse mucho más ofensivo, generando mucho peligro en el área y consiguiendo hasta seis cortos. Para fortuna de Los Diablos, hoy la defensa fue una real muralla y en el arco: Adrián Henríquez, claro protagonista diga lo que diga.

“Supimos sacar el partido adelante, pudimos cerrar con el arco en cero. Tuvimos muchos cortos en contra y creo que eso fue parte del problema, pero lo defendimos bien. La defensa fue efectiva, el mérito es de ellos que me hacen caso. Los muchachos con piernas y concentración me escuchan y son ellos los que sacan todo”, contó el arquero chileno, Adrián Henríquez.

“Éste será el partido de nuestras vidas. Nuestro objetivo en este torneo es llegar a la final. Nosotros tenemos dos días para preparar el partido, sea cual sea el rival. Tengo toda la confianza de que podemos salir bien parados en ese partido”, terminó diciendo Henríquez.

Chile venció con dos goles a favor. Hoy, los anotadores fueron Felipe Renz en el segundo cuarto y Sven Ritchter de penal en el último cuarto.

Ahora, queda definir al rival de Chile en semifinales, el cual saldrá del partido entre Trinidad y Tobago – Canadá, que es el último encuentro correspondiente a la jornada de cuartos de final entre los varones.

La semifinal de Chile se jugará el jueves 8 de agosto a las 17:15 horas. #DaleChile